viernes, 24 de febrero de 2017

Relámpago el caballo, 2 parte




Cuenta la antigua leyenda mapuche que hace muchísimo tiempo, durante la edad oscura, los seres malignos tomaron la forma de falsos dioses para confundir al hombre, llevarlo a su extinción y así dominar la Tierra. Pero Ngenchen, la gran alma cósmica, en su infinita misericordia, envió una señal: un relámpago que cayó del cielo, y que con su intensa luz fulminó a las tinieblas de este mundo. Dicen que aquel relámpago tomó la forma de un caballo de luz y que desde entonces cabalga entre nosotros como un centinela que vela para que nunca más la fuerza oscura se apodere del corazón del hombre, apagando la llama del bien. Oh místicos cantores mapuches, inspiren mi boca para que pueda evocar como esto aconteció hace tanto tiempo atrás, para que esta generación y las próximas que vendrán no olviden jamás el significado de aquella gesta tal y como sucedió……adiós mi querida musa, que el relámpago me espera…… 





 

 Su segundo al mando se llama Hagen Gunnar, otro superviviente de la derrota del eje,  cuyo padre fue un oficial alemán de alto rango que fue ejecutado después de los juicios de Nuremberg tras la guerra. A diferencia de su jefe, Hagen era de piel más morena, cabellos y ojos negros; uno de ellos ellos estaba tapado por un parche. Tenía un porte bávaro, pero su estatura era similar a su jefe y su agudeza mental rivalizaba en intensidad con su inmensurable ambición.


-Esos tontos nunca podrán imaginarse de lo que somos capaces los omega sapiens.

-Desde luego je, je - Dijo en señal de asentimiento - ¿Hagen terminaste de probar los prototipos?

-Sí

-Ahora te encomendaré una nueva tarea: ocúpate de nuestro nuevo prisionero, quiero ver los resultados de los experimentos en dos días.

-Una orden es una orden - dijo de forma militar y haciendo el clásico saludo fascista

En ese instante, Hagen se retira y Sigfried alza ligeramente su brazo derecho con el dedo índice extendido, en donde tiene una especie de anillo de alta tecnología del que sale proyectada una imagen holográfica en tercera  dimensión y tamaño natural. 

Se puede apreciar a un gigantesco hombre con aspecto salvaje y traje de una sola pieza  color azulado como del que utilizan los buzos, sin ningún tipo de accesorio, ni siquiera calzado.

-Sargento Rapazzi, ¿cómo esta nuestro prisionero?    
       

 El rudo sargento ordenó traerlo. Era un muchacho de estatura promedio para la región, pero que al lado de  Rapazzi se veía como un niño pequeño. El fornido hombre lo levantó con un sólo brazo como si se tratara de un muñeco.

-Ah, ¿éste polizón?, nos dio publicidad por cinco minutos con su video barato, en donde aparezco con la capitana Kimita y por cierto, yo no salí muy guapo 

En ese momento, el vapuleado joven empezó a dar muestras de vida tratando de sacudirse del poderoso brazo de su carcelero con tal violencia que por momentos se pensaría que se iba a soltar, pero ante la fuerza del gigante sólo se semejaba a un títere con su amo. Dio unos cuantos golpes y patadas a su rostro, sin que por ello le hicieran mella. 

-¡¡¡Suéltame maldito grandulón, te acusaré con la policía y me encargaré que se pudran en la cárcel por secuestrarme!!!!

-Como ve tiene mucho temperamento.

-Sí  y si nuestros soldados hubiesen sido como él nunca hubiésemos perrrrdido la segunda guerra mundial, por eso es perrrrfecto para mi próximo experimento. Llévelo a mi laboratorio, necesitamos más voluntarios para medir la resistencia humana en la superficie solar. Hagen los estará esperando allí.

-Como guste. 

La isla Frienship es la capital de la nueva república, fundada por supervivientes nazis y aliados del eje de la segunda guerra mundial, quienes escaparon en submarinos. Establecida en diversas islas del archipiélago chileno, posee una avanzada civilización cuya energía procede en su mayor parte de fuentes renovables, aunque todavía no han abandonado la energía nuclear del todo. Tienen una tecnología demasiado de punta para tiempos actuales, producto de sus vastos conocimientos en tecnología aeroespacial.

Pero no cabe duda de que su principal impulsor fue el genio científico del doctor Sigfried Mengele, digno sucesor de su padre el doctor Joseph Mengele, conocido como en ángel de la muerte.


En ese instante el doctor Mengele se dirige siendo escoltado por un grupo de mujeres rubias en promedio de seis pies de altura, ligeramente más bajas que él, bien armadas y en trajes de una sola pieza como el resto de la población, hacia el palco que da a la gran plaza de la isla Frienship. Una enardecida multitud de hombres y mujeres arios, italianos y japoneses de similar complexión física lo esperan para dar su discurso anuncio tan esperado, todos haciendo el típico saludo fascista.

- ¡¡¡Salve Mengele!!, ¡¡¡¡salve Nueva Thule!!!

- Ciudadanos de Nueva Thule, estoy aquí para anunciarles que a partir de hoy hay un nuevo génesis para la humanidad. Nunca pretenderemos volver al error en que cayó aquel fracasado de nombre Adolfo Hitler que llevó a nuestra nación al borde del abismo sólo para construir una nueva sociedad por medio de la violencia, pero somos conscientes que el mundo necesita de cambios y uno de ellos será librarlo de su propia destrucción a manos de aquellos que ganaron la guerra. Pero en lugar de una era de paz decidieron levantar su progreso en base de un capitalismo salvaje que los carcome a sí mismos y al medio ambiente: los homo sapiens. Desde ahora declaro comenzado el proceso de reingeniería social, en donde nuestros agentes infiltrados en cada gobierno realizarán acciones para que influyan en cada paso, cada decisión,  cada corrección, motivo o idea de cada gobernante hasta que al fin acepten la capacidad, inteligencia y sabiduría del verdadero heredero de la Tierra y cúspide de la evolución humana: el superhombre!!

- ¡¡¡Mengele, Mengele!!!!! 

El hombre se retira de inmediato flanqueado por las guardaespaldas


La república de Nueva Thule fundada por Joseph Mengele, padre del actual líder, se encontraba distribuida en una serie de islas a lo largo del archipiélago austral chileno. Tenía una tecnología adelantada siglos a su tiempo gracias al genio de Mengele padre e hijo. Distribuidas en ellas estaban los residenciales y las instituciones; había una escuela militar de nombre Guissepe Garibaldi, una universidad Mishima y hasta el instituto tecnológico Werner Von Braun. Todo el mundo se transportaba por medio de vehículos de transporte masivo anti gravedad que no contaminaban el medio ambiente.

Mengüele se va del balcón presidencial y se dirige hasta un retrato de Joseph Mengele, arrodillándose sublimemente ante él

-Juro en nombre de ti que yo lograré lo que tanto soñaste: purificar a la humanidad. Sé que discrepábamos en algunas ideas, que a veces nuestros desacuerdos nos llevaban más allá del trato razonable y que me exigías demasiado, pero concordamos en la misma idea: debemos salvar al mundo.

Luego voltea la mirada y dice en dirección a su vice.

-Hagen me tengo que retirar, hazte cargo de los experimentos importantes que aún están pendientes y cuida del país.

-Yo sé que usted hace esto muy a menudo, ¿pero cree que ahora es oportuno?, estamos a nanosegundos de iniciar el protocolo Kratos y piensa de nuevo ir a esa escuela, para dar clases a esos inferiores indios mapuches.

-Esos indios como tú les llamas son mis conejillos de indias predilectos; ningún gobierno les preocupa su suerte de modo que es una ventaja; les haremos un favor si logramos exterminarlos. Además de eso hubo una época en que sus ansias guerreras tuvieron en vilo a la conquista española; tal vez si llegamos a transformarlos en nosotros, tendremos un ejército envidiable. Ya algunos en esa escuela están siendo modificados por nuestra ciencia, pero uno en particular me interesa.

-Para que usted me revele esto debe ser algo demasiado importante, ya que usted nunca ha mostrado tan inusitado interés por ninguno de ellos.


-Es cierto, son tan inferiores que aún con nuestros mejores esfuerzos no logramos alterar su estructura genética del todo, pero pronto tendrás la oportunidad de conocerlo, ¡¡¡computadora teletransportame al colegio ahora!!

Y en un abrir y cerrar de ojos haces de luz rodearon el cuerpo del científico que desapareció de allí para aparecer en su oficina acondicionada de director de la escuela. Luego procedió a quitarse su elegante traje de una sola pieza para vestirse en su traje de saco y corbata, que estaba colgado de un gancho pegado a la pared, a una velocidad sobrehumana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada