miércoles, 22 de marzo de 2017

Lufke Kawellu 5 (Relámpago el caballo,5ta parte)



El doctor Mengele estaba dentro de su fragata ovni Ragnaroc, causando una tormenta artificial con actividad eléctrica. Mantenía contacto con la computadora central de Nueva Thule, desde adentro.
-Señor, sus coordenadas son correctas, este es el lugar.

- Gracias por la confirmación, es hora de poner en acción la trampa.

Casi al mismo tiempo, decenas de kilómetros a la distancia, Ceferino y su hermana Kahena estaban pastoreando ganado,  montados en sus caballos.

Se acerca una tormenta hermanito, debemos sacar al ganado de aquí.
- Tu toma el flanco izquierdo, yo el derecho.

Desde su pantalla holográfica, Mengele los seguía viendo con suma atención

-No se alejaran, si yo lo puedo evitar.

Sin más ámbito para vacilaciones, Mengele oprime dos veces un mismo botón, que causa que de la nave se emita un sonido que sólo las reses pueden oír; ellas se mueven en dos direcciones diferentes, contrariando a Ceferino y Kahena.

-Esto nos va a causar un verdadero problema; vos ven conmigo a sortear las reses de mi lado, el otro grupo se está acercando más a la tormenta.  No creo que valga la pena ir por ellos.

-Debo intentarlo,  el comercio no ha sido bueno este año; si perdemos ese hato, nos causará mayores pérdidas, entended.

-Ceferino, por favor, no seas necio.

Al escucharla a ella, titubeo por un momento, pero luego respondió

-Kahena, te prometo que volveré y si no vuelvo con el ganado, volveré de todas formas. Nos veremos en casa en dos horas; Centella es el caballo más rápido de la tribu.

Kahena asintió resignada en confiar en la palabra de su hermano. Ambos se encargaron de sus respectivos hatos, siendo ligeramente más fácil la tarea para Kahena, cuyos hatos no estaban tan cerca de la tormenta.

-Jujujajajaja funcionó ahora te estás acercando más adonde yo quiero; computadora, prepara el cuerpo, en cuestión de minutos estaremos listos para la transmutación. Pronto, el alma del muchacho estará dentro del cuerpo de mi super guerrero omega sapiens plus.   
 
Más al fondo de la nave, la figura de un hombre de alta estatura, bien musculoso y piel celeste recostado en una especie de lecho,  que semejaba más una máquina que una cama en medio de un laboratorio que está dentro de la misma nave, teniendo detrás de él algo parecido a un aparato de Van Graff. Y es que Mengele había creado para la ocasión un cuerpo sin conciencia, en donde pretendía transmutar el alma de Ceferino de su cuerpo mapuche.

Al mismo tiempo, a cientos de metros afuera de la nave, Ceferino estaba tratando desesperadamente de alcanzar a su hato de ganado, pero, al hacerlo, se dio cuenta de algo muy extraño en el cielo: en medio de las nubes negras de tormenta, diviso un extraño objeto metálico que parecía algún tipo de nave espacial, lo que lo dejó sorprendido.

-¡¡¡¡Hazlo ahora!!!!  

-Emitiendo rayo paralizante.

De la superficie de la proa de la nave emergió algo parecido a una luz de reflector, que dejó en estado de petrificación a Ceferino y su caballo Centella, paralizando sus cuerpos a la vez que los hacía levitar a varios centímetros del suelo.

-El muchacho está pegado a su caballo y nosotros queremos sólo transmutarlo a él ¿Desea que reduzcamos el alcance de la luz paralizante para que sólo abarque el cuerpo del muchacho y el animal caiga al suelo?

-No, eso sería un gran riesgo, porque los pies del chico están muy sujetos al estribo y sus manos demasiado aferradas a la brida; eso haría que el peso el animal llevara a ambos al suelo o que descuartice su cuerpo con la caída y yo lo quiero intacto.

-¿Por qué no lo abduce con todo y caballo? Así podrá llevarlo a Friendship y experimentar con el cuerpo del chico, separado de él.

-Este es el proyecto ultra-secreto mejor guardado de Nueva Thule; es tan importante que está bajo mi supervisión y atención personal. No puedo permitir que mentes inferiores me asistan en esto. Da inició a la transmutación de la manera más quirúrgica posible.

- Activando cargas electromagnéticas.

De la superficie de la nave emanaron rayos eléctricos, similares a relámpagos, que luego se dispararon con precisión al cuerpo de Ceferino sin matarlo, manteniendo una descarga continuada. Al mismo tiempo, dentro del laboratorio de la nave, emanaron rayos de la máquina de Van Graf al cuerpo del super guerrero.
 
Los ojos del cuerpo inerte se empezaron a abrir; el experimento parecía dar resultado. Desde su nuevo cuerpo, Ceferino vio al doctor Mengele.

-¿Sigfried qué haces aquí, es esto un sueño?

Mengele contrae los antebrazos hacia arriba con sus puños cerrados y con una expresión delirante, le dice al joven a la cara.

-¡¡Está vivo, vivo!!

-¿Doctor qué sucede?


-Señor, malas noticias, nuestros  sensores detectan una tormenta solar repentina.

¡¡Maldición, eso está a causar interferencia en el sistema!!!!¿Cómo fue que no preví que ese riesgo podría ocurrir? Aborta.

Una serie de extraños sonidos electrónicos y luces intermitentes provenientes de las luces oled, que cubrían todo el panel de control, se hicieron notar.

-Imposible ejecutar el comando, el proceso está muy avanzado; si llegara a anular la transmutación, el ser quedaría incompleto y no hay forma de revertir los efectos en un ser vivo.

-Si no logro anular el proceso la transmutación, debilitara los sistemas de navegación de la nave, dejándola expuesta a una pulsión electromagnética de la tormenta solar y si eso pasa los sistemas de la nave colapsaran. Por tanto, activa los sistemas de emergencia.

-Activada.

Mientras esto ocurría dentro de la nave, los rayos electromagnéticos se extendieron del cuerpo de Ceferino al del caballo y poco después, se oyó un ruido espectacular casi a niveles supersónicos y también un gran resplandor blanco de luz.

-Nivel de energía al cincuenta y cinco por ciento.

- ¿Qué está pasando?

Las descargas electromagnéticas de la máquina de Van Graff cayeron de forma masiva y cada vez más intensa al cuerpo artificial causándole mucho dolor a Ceferino, cuya conciencia estaba ya se alojaba allí. Repentinamente, los sistemas de la nave enloquecieron; todas las luces del tablero de control comenzaron a apagarse o prenderse de manera continua una tras otra, como las de un árbol de navidad; las chispas producidas por cortocircuitos en el interior de la fragata se sucedían sin cesar ante la mirada desesperada de un Mengele que trataba de mantener el control de situación. Afuera, desde la proa de la nave, los rayos electromagnéticos se incrementaban en número e intensidad, causando gran dolor al cuerpo del niño y del caballo, hasta que, se desató una estruendosa explosión de enceguece dora luz blanca, seguida de una gran oscuridad.

 Al quedar inconsciente, Ceferino tuvo un extraño sueño: estaba él parado en el lugar más inhóspito de la Patagonia, en medio de tierra seca, muchos arbustos y amenazadoras nubes de tormenta sobre él, rasgadas por intermitentes luces de relámpago que se sucedían una tras otra seguidas segundos después por ensordecedores truenos. Del cielo cayeron varios relámpagos a metros de él, uno después del otro: el primer relámpago que cayo se transformo en Pegaso, el siguiente el de un unicornio de luz blanca y los otros dos en  los caballos de fuego similares a aquellos que según la biblia, llevaron al profeta Elías a los Cielos. Lo rodearon para quedar cabalgando alrededor de él, hasta que llego un momento en que todos ellos embistieron contra él causando que de su boca emitiera un grito de terror. Poco después, Ceferino, con los ojos aún cerrados, se pone a pensar en voz alta
-¡¡Por Ngenchen!! , que pesadilla más horrible, esto me pasa por leer esa obra de ciencia ficción que nos exigieron en la clase de español. Tambien siento un terrible dolor, como si me hubieran arrancado el alma del cuerpo.

Lentamente abre los ojos, para darse cuenta de que estaba siendo alumbrado por un  reflector cegador. Fuera de esa luz todo lo que veía eran luces y sombras.

-¿Dónde estoy?, ¿qué es esto?, ¿quiénes son ustedes?

-Alguien dijo en alemán

-¡¡¡Ese caballo habla!!! 

Al escucharlo, Ceferino bajó la cabeza y se dio cuenta que no estaba parado, sino en cuatro patas, que tenía cascos en lugar de manos y pies e incluso sintió que relinchaba.

-¿Pe, pero qué me han hecho?

-¿Cómo es que nos entiendes?

-Cho entiendo perfectamente inglés, alemán, español  y mapuche: los primeros los aprendí en la escuela y el resto me lo enseño mi familia.

 El joven se encontraba en un área bastante oscura, únicamente iluminado por una especie de reflector de donde emanaba una intensa luz blanca. Ceferino aunque incómodo logra divisar lo que parecían ser unas sombras humanas de gran tamaño y mientras una se acercaba, el chico pudo notar  que vestía un  traje en una sola pieza que le no sabía si era de buzo, incluso tenía suela para pies impregnada a ella; nunca vio en su vida algo semejante. Sin embargo no era más que el doctor Mengele, que no lo deja de mirar con delirio y una fijación aterradora. Al reconocerlo se anima y habla y se refiere a él diciendo.

-¿Doctor Júpiter Stein?, que agradable sorpresa, casualmente tuve una pesadilla con usted: lo imaginaba como una especie de doctor Frankestein.

Mengele no le daba la menor importancia a lo que decía. Un frío silencio emanaba de su boca
-Júpiter, ¿no me reconoces? soy cho Ceferino, tu alumno. ¿Qué sucede? ¿Por qué me mira de esa forma? ¿Hay algo mal conmigo? ¡¡¡Dime algo, no te quedes cachado!!

Al ver la forma en que lo miraba Mengele, Ceferino sentía cómo  un hormigueo recorría todo su cuerpo y que de alguna forma, algo había cambiado. 

-Hummmm, interesante, jamás creí que fuera posible.

En ese instante Ceferino no podía comprender claramente las proporciones de lo que le había ocurrido. Sin embargo, tampoco era posible negar lo que sus sentidos le dictaban: se dio cuenta que su sombra no era la de niño, sino la de un ser muy diferente. En segundos, un sin número de imágenes pasaron por su mente; toda su vida había cambiado para siempre y ese torbellino de recuerdos y sentimientos confusos debían tener una razón de ser. Y tenía que  aceptar su nueva realidad, pues de otra manera se volvería loco: se sentía inmenso, no tenía la misma movilidad de antes y vio que en lugar de manos tenía cascos de caballo; lo único seguro es que ya no era humano. Con la ayuda del reflector contemplo su propia sombra: era una bestia.

-Por favor, dígales a echos, quien quiera que sean, que me hagan humano otra vez, que me permitan seguir con mi vida e ir a su escuela. Eso todo lo que quiero y me haría feliz.

-Dices ser Ceferino mi alumno, de hecho hablas como él, te comportas como él, sin embargo no pareces humano. Ceferino o quien quiera que estés adentro de ese cuerpo, parece que no acabas de entender la magnitud de lo que ha pasado; ni siquiera yo con todos mis años de medicina he visto algo como esto, ya que está más allá de mi comprensión.

-¿Escuche mal o tú me estás llamando esto?

 Una voz jocosa de entre el público, que evidentemente era de Hagen, hizo el siguiente comentario

-Ja, ja, ja, ja, debo estar soñando o tal vez estoy viendo una película de Narnia en donde tú eres el caballo parlante ¿Verdad amigos? 

Todo aquel salón quedo retumbando en risas de carcajada

-Entonces, no fue una pesadilla, todo fue real.

-En realidad, tú me hiciste vivir una pesadilla: todo salió tan mal, que hasta creí que iba a morir con mi nave.

 El ahora caballo miraba con furia e impotencia como sus captores se reían de él y cómo el hombre al que tanto admiraba, se convertía en su mayor detractor. No pudo evitar que sus ojos se humedecieran con sus lágrimas.


Continuará...



martes, 21 de marzo de 2017

Friendship ¿Mito o realidad?



Si hay algo que much@s de mis fans creen, principalmente los que no viven en el territorio austral de sudamérica, es que los enemigos de Relámpago son un invento de mi cabeza, nada más lejos de la realidad; lo que me inspiro fue un mito urbano de hace casi dos décadas y en donde hasta hay nazis de por medio. Sin buscar demasiado ahondar en el tema, para que no digan que este blog también se ha vuelto "esotérico", aquí les presento la siguiente breve explicación, sacada de la  página www.guioteca.com


Durante más de dos décadas se ha especulado acerca de la existencia de la famosa Isla Friendship (amistad), sin embargo hasta ahora todavía no existe certeza de su posible ubicación, ni de la veracidad de los contactos.


Recuerdo haber escuchado de ésta Isla por primera vez en 1997, en aquella época poco se sabía de ella, lo curioso fue quién me la mencionó, ya que fue justamente en Chiloé. Cuando recorría el Parque Nacional de Cucao encontramos un hombre de aspecto ermitaño, pero de mirada profunda, fue él quien nos mencionó de su presencia, pero para ser franca jamás le dimos importancia. Hasta que el programa Ovni de TVN hizo un reportaje a esta supuesta Isla habitada de seres extraterrestres, recién ahí sentí curiosidad por el tema, curiosidad que por cierto duró poco tiempo, pero que recordé luego de mis vacaciones recién finalizadas.


Isla Friendship


La ya famosa Isla supuestamente está habitada por hombres, mujeres y hasta niños de diversas etnias, pero que han sido invitados por poseer un código genético especial, no obstante quienes han mencionado tener contacto con ellos concuerdan en que los friendship que han visto son todos hombres altos de aspecto nórdico que se hacen llamar como los ángeles: Miguel, Rafael, Ariel, etc.


El primer contacto que se tuvo con éstos personajes se dio en 1985 por un radioaficionado de Santiago, quien menciona cómo los friendship predijeron el terremoto de aquella época en la zona central del país y hasta la caída del challenger. Su ubicación exacta no se conoce, sin embargo, el único testigo, Ernesto de la Fuente asegura que sus amigos estelares lo sanaron de cáncer después de haber estado en la Isla. Menciona que su ubicación está cercana a Isla Chonos en las coordenadas  45°1’20.88″S 74°10’16.18″W.


Ahora bien, el misterio sigue en torno al tema y sin ánimo de profundizar en él  sólo me queda la curiosidad de algo que mencionó un supuesto contactado, quien asegura que ellos provienen de las pléyades y están acá para ayudar a la humanidad en los cambios que se vienen produciendo hasta que en algún momento podrán darse a conocer abiertamente, pero como ya mencioné sólo contamos con los relatos de los supuestos contactados.


Si quieres profundizar más en el tema podrás hacerlo aquí donde encontrarás el reportaje realizado por TVN en aquella época y que fue retransmitido por el canal Infinito.


¿Que si yo lo crea o no? La verdad es que no ¿Que si confiaría en ellos? Para hacer honor a la verdad, confiaría tanto en esta gente como  aquellas personas que creen que Vladimir Putin es el salvador del mundo occidental: NUNCA. Si es que existen, no hace falta ser un genio para darse cuenta que, con tanta tecnología y niveles de vida que se les atribuyen, no necesitarían nada que les podamos ofrecer; de ser así ¿Qué planes maquiavélicos tendran para seres primitivos como nosotros? Imagínense tambien que quien los dirige tiene apellido Mengele - Sin duda asusta más que Hitler ¿Verdad? Así que, yo no creo que existan ni quisiera creerlo; sus armas nos desintegrarían a algo menos que un átomo y no habría un caballo poderoso como Relámpago para poder detenerlos. Hasta pronto y los exhorto a que sigan adentrándose en el mundo de Relámpago, el caballo. 



Para leer los primeros capítulos de la grafinovela, cliquea aquí


miércoles, 15 de marzo de 2017

Relámpago el caballo, 4ta parte


Viene del capítulo anterior



El doctor Mengele, quien aún estaba absorto en sus pensamientos, sacude la cabeza para hacer volver su mente a la realidad y luego llevo sus manos al rostro como si algo lo apenara.

-Oh, de verdad estoy muy apenado; sé que no estás acostumbrado a verme reaccionar de esa forma.

-Claro que no, de hecho, es la primera vez que te veo actuar así

            Hubo unos segundos de silencio entre ellos dos

-Habla Ceferino, di lo que pensabas decir

-Bueno, sin duda  vos estabas recordando a tu amigo a quien cho le recuerdo, ¿cómo está él?

-Él murió... salvando mi vida

 Esa respuesta causó un shock emocional en el niño, que pregunto aún sin salir del asombro.

-No puede ser, en verdad lo lamento mucho ¿Y cómo sucedió? Usted disculpe mi curiosidad infantil

 Y Mengele, que parecía contener algún sentimiento de indignación, respondió.

-No te preocupes por mí, entiendo que estás en la necesidad de saberlo y no pienso defraudarte: hace muchos años, yo y Marcial éramos dirigentes en una manifestación en Salta. Estábamos en primera línea, oponiéndonos a la construcción de una represa que algún político se le había ocurrido bajo el pretexto de ayudar al agro de la semi árida región patagónica, cuando de repente, un demente capitán de gendarmes ordenó disparar a matar. En medio de la confusión, él me sirvió como escudo humano.

            Ceferino bajo levemente su cabeza y pregunto, no sin antes hacer cierta reverencia

-Cuando lo lamento Júpiter, aunque me llama la atención algo: no recuerdo que tú o alguien con ese nombre hubiera participado o muerto en alguna de esas constantes manifestaciones y es que me he aprendido la historia de todas, con fecha incluida.

-¿Dudas de mi palabra?

-No, una última pregunta y disculpa la molestia ¿Qué tanto se parecía a mí?

-¿Además de tu forma de ser?, tenía bastante parecido físico, tal vez exceptuando tu tamaño; su madre era de origen fueguino, de modo que era algo más bajo que tú a pesar de que era mayor de edad y con familia propia.

            De verdad Ceferino, siento mucho no poder satisfacer tu innata curiosidad con mi verdad a medias, ya que tu joven mente apenas digeriría que lo que aconteció fue demasiado tiempo atrás y menos que yo estuve allí.

-Júpiter – dice en tono de pena y pudor a la vez - , creo que ya he dicho suficiente; cha me voy a retirar.

-Una última pregunta antes de que te retires ¿Por qué es que nunca comes la comida de la escuela?

-Profesor Stein, no es que quiera rechazar su suculenta comida, es que mi madre le gusta prepararnos la merienda; algo que realiza con mucho cariño, por lo cual no aceptársela sería herir sus sentimientos. Ahora con su permiso profesor, debo ir a la siguiente clase.

            Al poco rato de irse, Mengele pensó en voz moderada.

-Todavía me pregunto cómo es que tienes esa prodigiosa inteligencia y nunca has comido nuestros alimentos adulterados o cómo te las arreglas para nunca salir completamente lastimado y terminar en nuestra enfermería.

            Del anillo de Mengele sale una imagen holográfica en tercera dimensión. Era una cara gigante de una joven adolescente: la interfaz de su computadora.

-¿Logró convencerlo?

            Al escucharla Mengele se irrita

-No pude, ese brujo supersticioso de Pelantaro jamás va a dejar que le ponga una mano encima a sus hijos, pero tengo un plan y esta vez no fallaré.

-Buena suerte doctor Mengele

-La suerte sólo viene de seguir el plan casi al pie de la letra, tener buena disciplina y estar listo para imprevistos. Ya puedes retirarte.

-Sí señor, ¡salve Mengele!

            Inmediatamente después de salir de la puerta de la oficina de Mengele, lo esperaba una niña muy bonita que al igual que él vestía el uniforme de la escuela y era algo menor; ambos eran de la misma etnia mapuche. El niño se agarró de gancho con ella con uno de sus antebrazos y comenzaron a hablar.

 -Decime Ceferino, ¿cómo te fue a vos achá adentro?

-Vacha que tuve suerte Kahena; sólo castigo de una semana haciendo investigación.

-Pues tendrás que equilibrar tu tiempo: también tenes que ayudar en casa con los quehaceres diarios; hay mucho trabajo.

            Él le da un beso en la mejilla

-Cuenten conmigo para todo; de eso ni te preocupes Kahena, cho nunca les he fachado

-Otra cosa Ceferino, no vuelvas a enfrascarte en otra pelea, me haces sufrir.

-Aunque cho no comencé la pelea....

-De todos modos sabes que Aicapan está envidioso de ti; será mejor que no te luzcas demasiado. Oí que todo comenzó cuando levantaste la mano para responder la pregunta de la maestra.

-Es que él es el segundo de la promoción, el que gana mejor nota; si por mí fuera, dejaría que fuera primer puesto de no estar en juego mi beca para estudiar en Europa.

-Siempre tan generoso y gentil Ceferino, bueno, por lo menos no trates de lucirte tanto en clase, no necesitas más puntos: tus notas te apoyan.

-Lo hago para ilustrar a mis demás compañeros, en algo que quizá sabían o no recordaban. Pareciera ser que nace de mí de manera inconsciente.

-¿Sabes una cosa Ceferino? Hasta ahora no he conocido un niño con el alma tan pura como la tuya, pero tristemente vives en un mundo que no comprende eso; al menos trata de aparentar algo de egoísmo o interés personal. Tal vez así te evites unos cuantos problemas.

-Trataré.

-Bien, cha estamos  algo tarde para entrar a la clase; así que apresuremos el paso para acompañarte al salón y luego irme al mío.

-A propósito, antes de separarnos quiero saber, ¿cha le pusiste los últimos toques a los planos del brazo robótico que estamos haciendo?

-Te los daré esa noche, te lo prometo.

-Recordate que estamos bastante atrasados; bien sabes que la idea es hacer ese brazo robótico para venderlo a los latinos y conseguir el dinero para comprarle a Rayo de Luz a papá antes de su cumpleaños.

-Siempre lo tengo en cuenta Ceferino ¡¡ese cabacho está hermoso!! La verdad es que no pudiste escoger un mejor regalo

            Entre tanto, Mengele los miraba desde una pantalla holográfica proyectada en el aire a partir de su anillo, mientras estaba cómodamente sentado en su oficina.


-Pequeño Ceferino, no sabes lo afortunado que eres de ser el nuevo 5Prometeo. 

Notas
1.      Mandungun: Es el idioma original mapuche, hablado por casi doscientas mil personas
2.      Toqui: Para los mapuches este es el equivalente a cacique o jefe de tribu. En caso de guerra los mapuches escogen a un maputoqui (gran jefe) de una forma muy curiosa: ponen a los diversos toquis a competir entre ellos cargando un pesado tronco de árbol por determinado intervalo de tiempo; quien resiste más es nombrado el nuevo mapu toqui y por tanto el jefe de todas las tribus mapuches. En el poema “La Araucana” de Alonso de Ercilla aparece una similar en donde se escoge a Caopolican como nuevo mapu toqui y por lo tanto líder de la resistencia contra los invasores españoles
3.      Isacc Asimov: Escritor y bioquímico de origen ruso, nacionalizado estadounidense, conocido por ser un prolífico autor de obras de ciencia ficción, historia y divulgación científica. Su obra más conocida es la saga de la fundación, también conocida como Trilogía o Ciclo de Trantor. Hay quienes dicen que George Lucas plagio el material de Asimov y creo la saga Star Wars, pero son rumores no confirmados.
4.      Ley seca: Prohibición que reino en Canadá y Estados Unidos entre finales del siglo diecinueve hasta mediados del veinte del consumo de alcohol. Hay quienes dicen que  esto fue el origen de la edad de oro del gangsterismo.
5.      Prometeo: en la mitología griega, es el titán amigo de los mortales y el que les regalo el fuego, artilugio que él mismo robo del Olimpo y causo la indignación de Zeus. Por tal motivo, fue encadenado por Zeus para ser picoteado por un ave gigante, pero al ser inmortal no podía morir. Posteriormente lo rescató el semidiós Hércules. En otros mitos se le considera el creador de la raza humana.

lunes, 6 de marzo de 2017

Relámpago el caballo, 3ra parte




Y es que Mengele se hacía pasar por director de la Academia Germano-mapuche en la Patagonia, una inmensa región al sur de Chile y Argentina que casi abarca más de la mitad de ambos países. Los mapuches son el grupo étnico de nativo americanos sin país más dominante del cono sur, los que más resistieron los embates de la conquista inca y española; pueblo indómito, lograron adaptarse a las tácticas militares de sus invasores, adoptaron el caballo de los españoles y se impusieron culturalmente sobre sus vecinos. Hoy en día sufren de la discriminación social y cultural por parte de los pueblos de Chile y Argentina, quienes nunca olvidaron que los mapuches apoyaron a la corona española en las guerras de independencia, aunque tal apoyo fue parcial y la guerra nunca ocurrió en sus territorios propios.

Allí el doctor Mengele y su escuela supuestamente estaban brindando educación formal y gratuita a los mapuches de la Patagonia con el auspicio de la fundación Thule, pero en realidad la finalidad era utilizar a esos jóvenes como conejillos de indias. En uno de sus salones, una rubia alta, delgada y hermosa está dando una clase a adolescentes de preparatoria.

-Bien niños, ¿quién fue el vencedor de las batallas de Salta y Tucumán?

Un niño estuvo a punto de levantar la mano, pero se conformó con quedarse atónito ante otra levantada con más ahínco que se hizo mucho más visible.

-Manuel Belgrano, militar, diplomático, político y creador de la bandera argentina.

-Muy bien Ceferino Tahiel, ya has contestado gran parte de las preguntas. Oí que estabas trabajando en un robot para ayudar discapacitados, ¿es eso cierto?

-Sí, tanto yo como mi hermana lo tomamos como pasatiempo. Lo único malo es que en esta área rural en que vivimos es difícil hallar suficientes componentes por lo cual no lo hemos terminado.

Las niñas mapuches se lo quedaban mirando también y es que Ceferino era además de brillante un muchacho bien parecido cuyo rostro recordaba a Lautaro, el guerrero más grande que recuerdan esas tierras, mientras sus compañeros no dejaban de ponerle atención a todo lo que decía. 

Ya en el recreo, Ceferino va  caminando y es seguido por el mismo muchacho que quiso alzar la mano junto con varios compinches. El siguiente diálogo fue traducido del idioma mapuche.

 
- ¡¡¡¡A ti te gusta impresionar a todos y quedar como el héroe!!!!

 Ceferino voltea hacia atrás y ve a Aicapan
 
 Pero Ceferino no le presto atención. Luego, él hizo como que se retiraba, pero Aicapan lo agarro por la manga y le confronto.

-¿Qué acaso me tienes miedo?

A lo que Ceferino respondio en pocas palabras.

-Esa nunca fue mi intención.

 Esta respuesta por alguna razón Aicapan la consideró ofensiva, por lo cual atacó físicamente a Ceferino, quién se defendió magistralmente como un verdadero guerrero. Estando a punto de ganar, los compinches de Aicapan intervienen y logran cambiar la balanza a favor de su adversario, por lo que el cuerpo académico y algunos compañeros deben intervenir y los separaron. Los llevaron a la oficina de Sigfried Mengele.

-Bien niños, ¿por qué se pelearon?

-¡¡¡Él empezó con sus aires de superioridad a decirme que yo no estaba seguro de las respuestas!!!
-¡¡No es cierto Aicapan, estás tergiversando mis palabras!!

-Suficiente niños, según relatos de testigos, Aicapan, tú lanzaste el primer golpe y al ver que  perdías la pelea tus amigos decidieron ayudarte. Eso no exime a Ceferino del castigo, pero hace que el tuyo sea hasta más severo, por tanto quedas suspendido por tres semanas.

Aicapan mira hacia Ceferino y de forma desafiante le dice esto en lenguaje  mandungun 1

-¡¡¡Te prometo que ganaré la carrera del domingo, mi yegua es más veloz que tu caballo!!!

-¿Qué quiso decir?

-Estaba hablando de la carrera de caballos el domingo, yo siempre gano en la categoría infantil escoltado por mi hermana. Aicapan piensa  que por todo eso me creo mejor que él.

-Hummmm, que lástima que yo no sé montar caballos.

-Je, je, no se angustie, es muy difícil que cualquiera pueda montar mejor un caballo que nosotros, eso desde hace quinientos años.

-En vista de que no comenzaste la pelea sólo te castigaré una semana, pero en lugar de estar en tu rancho todo el día, puedes ir a visitarme a mi hogar para buscar partes de robots y te puedes divertir armando los autómatas que tú quieras.

-Es usted muy generoso, pero no creo que cho vaya a aceptar. 2 El toqui de mi tribu, o sea mi padre no siente que ni cho ni mis hermanos más pequeños estamos en edad para dejar el hogar, debido en gran medida en que vivimos en un ambiente rural muy duro y se necesitan muchas manos para subsistir.
-Ya lo recuerdo, sólo espero que aún así te permita estudiar en Europa cuando te ganes la beca. En ese caso tu castigo consistirá en una semana en tu hogar realizando un trabajo de investigación sobre la influencia de la obra de 3Isaac Asimov en la historia de la robótica, además de estar al día en tus tareas y estudiar para tus parciales e incluso el examen final que tendrás que realizar apenas regreses a la escuela, ahora sí puedes retirarte.


-Gracias pero haré lo que pueda, no puedo prometerle que lo terminaré antes del domingo pues estamos en verano y papá nos pedirá que cuidemos el ganado y los rebaños, por cierto, ¿por qué me mira de esa forma?

-Es que me recuerdas a uno de mis mejores amigos.

Y la mente de Mengele se remonto a años atrás, al periodo entre la primera y segunda guerra mundial como si de una máquina del tiempo se tratara. Parecía revivir aquellos tiempos, cuando todavía era un ordinario joven alemán de mente brillante, que acompaño a su padre Joseph en investigaciones de campo pagadas por el gobierno alemán, para investigar la supuesta descendencia aria que tienen los gunas. Aquella labor los termino comprometiendo en la revolución guna contra la república de Panamá, la que terminaron apoyando por completo. 

Al final los gunas lograron un alto grado de autonomía, sin embargo las tensiones se mantenían en el ambiente; pero los gunas vivían la vida con normalidad o al menos así procuraban hacerlo. Y es que al igual que el resto de las tribus aborígenes del continente, los gunas estaban bien conectados con su hábitat, de modo que aún estando muy ocupados en los quehaceres cotidianos todavía podían estar alertas ante la más mínima señal de peligro. 

Fue en ese entonces que un adolescente Sigfried conoció a Urraca Colman, un joven aborigen guna de mente brillante y muy comprometido con la causa de sus compatriotas. Mengele, en cambio, aunque tenía sus serias dudas sobre las conclusiones a las que estaba llegando su padre sobre aquel pueblo exótico de pequeñas personas celosas de mantener su modo de vida; había desarrollado algún grado de admiración por la determinación de ellos: su valor le parecía comparable al más feroz de los beserker arios. Aquellos puntos de vista tan disímiles pero unidos por azares del destino en una misma causa los terminó haciendo amigos.

Cierto día, mientras Sigfried le brindaba atención médica gratuita a niños gunas, fue abordado por Urracá, quien llego a su encuentro con una camisa larga de corte europeo de principios de siglo veinte, pantalón largo de tela lisa y pies descalzos en contacto con la arena, del mismo modo que Mengele.

 
- Listo Keyla, ¿viste que no dolió?

Mengele le mostró a la niña el diente de leche que le había sacado, todavía sujeto a las tenazas de su pinza

-¡Está completo Sigfried y ni siquiera me dolió!, ¿cómo lo hizo?

-Es para que veas que los wagas también hacemos magia, ahora ve a tu casa a comer que ya es mediodía. Te doy mi permiso para conservar ese diente de recuerdo

La niña se fue contenta corriendo con su nuevo trofeo sobre sus manitos extendidas y fue en ese momento en que Urracá comenzó a hablar.

 
-Nada mal para un joven que todavía no ingresa a una facultad de medicina
-¡¡Ah, hola Urracá, me alegra verte!!

-Pienso igual

- A propósito, mi padre es médico

-¿En serio?, tú disculpa que siempre lo olvide, pero Joseph Mengele se ve demasiado joven para ser tu padre

-El siempre ha sido un hombre increíble, mi ejemplo de vida. No en vano el 5fuhrer le concedió la misión de venir aquí

-¿He investigar nuestros supuestos orígenes arios?, vamos Sigfried, tú no crees en esas patrañas

-Yo no tanto, pero mi padre sí; en nombre de eso se encomendó en cuerpo y alma a brindar atención médica a los tuyos.

-No entiendo lo del nombre de Thule, ni de por qué mi gente escogió colocar la esvástica de ustedes en nuestra bandera; todo me parece un absoluto absurdo. Tal vez ese es el precio que tenemos que pagar para que patrocinen nuestra lucha; de todos modos e independiente de por qué razón lo hagan, gracias, mi pueblo necesita todo el apoyo posible para continuar con nuestra revolución. Sin ustedes nunca lo hubiéramos logrado

 Mengele sonríe complacido.


-Sabes Colman, lo que más cuenta para mí es nuestra amistad; de no ser por todo lo que está pasando nunca te hubiera conocido. Porque más que un ario, más que un guna, eres mi hermano.

Mengele extiende su mano derecha y Urracá iba a realizar el mismo gesto cuando apareció uno de los gunas en taparrabo anunciando con aires de urgencia lo siguiente.

-¡¡Se acercan los latinos, se acercan los latinos!!

-Creo que las autoridades de Panamá todavía no se resignan a perder la comarca.

-Esos latinos buscan cualquier excusa con tal de volver a ocuparnos; creo que tiene que ver con esa lancha cargada de licor que decomisamos y que estaban persiguiendo. Pero no toman en cuenta algo, todo sucedió en nuestro territorio.


-Es la ley seca4 , le están haciendo el favor a los americanos. 

-¿Y qué?, ellos buscan cualquier excusa con tal de ocupar nuevamente nuestras tierras

Cuando apenas escucharon los primeros gritos del mensajero, todos los gunas, hombres, mujeres y niños abandonaban sus chozas o lo que estaban haciendo con la prisa de un relámpago, sin llegar a vacilar. Lo hacían en una perfecta sincronía, sin desesperarse, sin vacilar ni mirar atrás; imperaba el miedo pero  también la disciplina, en medio del sonido de las ráfagas de metralla que cada vez se escuchaban más cerca.

Las mujeres y los niños se refugiaban en el centro de las islas, donde los ancianos los esperaban rodeados de cocoteras. Los hombres tomaron sus rifles y se ponían en posiciones de tiro desde dentro de las chozas, que ahora no eran más que muros de contención para los invasores.

Urraca uso una pata de cabra para abrir la tapa de una gran caja de madera que estaba justo al lado suyo para sacar su valioso contenido: rifles mousser de fabricación alemana. Seguidamente, el joven lanzaba las armas a sus paisanos con el fin de que las pudieran atrapar; le lanzó una de manera muy brusca hacia Sigried, que le hubiera golpeado la cara si no hubiera sido por su destreza al atraparla.

-Ustedes nos hicieron un gran favor donándonos estos rifles mousser, ahora a la carga.

En ese instante, una granada de mano cayó sobre una de las chozas cercanas a ellos, generando una gran explosión que hizo que todos cayeran al suelo. Tanto Colman como Mengele se incorporaron rápidamente; el primero corrió rápidamente en dirección a la playa alzando su rifle en señal de desafío seguido a diez pasos por el segundo, ambos haciendo caso omiso de la lluvia de balas que venía directo a ellos.

- ¡¡Tú dirige el flanco derecho, yo el centro!!

- ¡¡Espera, estás demasiado expuesto, yo te cubriré hasta donde tengas que llegar!!

- ¡¡Eres un necio, niño blanco!!

- ¡¡Soy un Mengele, es un mal de familia!!

-Júpiter, ¿te pasa algo?